A menudo se piensa en la profecía como "predecir el futuro", pero, en realidad, es "hablar". Profetas son aquellos usados por Dios para hablar la verdad. El don de profecía es el mismo: los que tienen este don dicen siempre la verdad cuando se enfrentan al mal, revelando muchas veces el carácter y la motivación de los demás. Descubra si tiene este don, con la ayuda de este mensaje.