En este mensaje, el Dr. Stanley resalta las características de una iglesia firme, y lo que podemos hacer para contribuir a la fortaleza de nuestra iglesia local. Las iglesias deben tener una visión que vaya más allá de sus puertas. Necesitan involucrarse en anunciar el evangelio en sus comunidades y en todo el mundo. Si obedecemos a Dios, Él abrirá puertas de oportunidad.