ENCUENTRE SU LUGAR EN LA HISTORIA DEL PUEBLO DE DIOS

¡Nos alegra recibirle! Para empezar, asegúrese de suscribirse a la guía trimestral y de hacer clic a continuación para encontrar los recursos exclusivos de este mes.

ALIMENTO PARA NUESTRA ALMA

“Escrito está: ‘No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios’”. —Mateo 4.4

Dios llama a toda la Iglesia a su mesa de banquete para que podamos encontrar alimento en sus palabras y refrigerio en su presencia cada día. Acompáñenos para disfrutar la lectura de las Sagradas Escrituras como un festín lujoso, uno al que Dios nos invita a regresar una y otra vez para alimentar nuestro espíritu.

¡No olvide marcar cada sección como terminada al finalizar las actividades!

CÓMO MEDITAR EN LA PALABRA DE DIOS


Dios sabe exactamente lo que necesitamos y nos guiará al pasaje correcto de las Sagradas Escrituras. Después depende de nosotros meditar en ello. El Dr. Stanley nos muestra cómo, guiándonos a través de cuatro disciplinas: prioridad, lugar, propósito y plan.

VEAMOS LA PALABRA DE DIOS COMO ALIMENTO PARA NUTRIRNOS Y DELEITARNOS.

“Cuando una persona se ve privada de alimentos, el cuerpo se consume; mientras que el daño causado por la desnutrición espiritual puede no ser tan evidente. Los cristianos que no se alimentan lo suficiente de la Palabra de Dios son afligidos con todo tipo de enfermedades espirituales. Son incapaces para resistir la tentación, ciegos al error, impotentes para vencer el pecado, gobernados por sus propios deseos, y poco propensos a beneficiarse de la amorosa disciplina del Padre celestial.

El apóstol Pedro dice a los creyentes: ‘Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación’ (1 Pedro 2.2). Una rica ingesta de las Sagradas Escrituras moldea nuestro pensamiento, influye en nuestras actitudes y comportamiento, nos da discernimiento, afirma nuestra fe, fortalece la obediencia y aumenta nuestro amor a Dios y a su Hijo”.

– Charles F. Stanley, “Un gusto adquirido”

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

¿CÓMO SERÍA SENTARSE AL LADO DE CRISTO?

PIENSE EN SU COMIDA FAVORITA. Ahora, imagine que una celebridad a la que admira o uno de sus héroes viene a compartirla con usted. ¿Qué parte más atesoraría de toda la experiencia? ¿Los alimentos o su compañero de cena? Lo más probable es que no sea la comida, no importa lo hermosa y deliciosa que sea.

Imagínese cómo habría sido compartir un festín con Cristo. Imagínese a usted en la casa del fariseo de Lucas 14 o en la boda en Caná de Juan 2. Puede usar un diario o una libreta para llevar un registro de sus pensamientos mientras visualiza la experiencia de principio a fin.

CUÉNTENOS SU EXPERIENCIA

¿Ha estado disfrutando la guía trimestral gratuita y los recursos en línea de La Iglesia Integral? Nos encantaría que respondiera la siguiente encuesta y nos contara cómo el contenido ha marcado una diferencia en su vida. Nuestra meta ha sido animarle a crecer como individuo y en comunidad con otros creyentes. Sus comentarios nos ayudarán a desarrollar recursos en el futuro para La Iglesia Integral y otras iniciativas ministeriales. ¡Gracias!

Responder la encuesta