Buenas nuevas en el frente de batalla

En medio del conflicto, los soldados ucranianos encuentran recordatorios de un Dios fiel.

Los residentes de la frontera oriental de Ucrania viven en medio de disparos y sirenas. Pero Ucrania no es ajena a la lucha. Durante siglos, la nación más grande de Europa se ha enfrentado a regímenes opresivos y a la ocupación extranjera. Hoy el conflicto cubre la frontera oriental del país en donde 1,5 millones de hombres, mujeres y niños han sido desplazados y 100,000 más viven en constante peligro. Pero donde la esperanza parece más eclipsada por la oscuridad, la luz del evangelio llega a los ucranianos abatidos por la lucha. Armados con los recursos de En Contacto, los capellanes militares traen buenas nuevas al frente de batalla.

Para los soldados solitarios bajo la coacción del combate, estos mensajes edificantes han marcado la diferencia.

Torch device

Tanto con una lámpara como con una linterna, la Antorcha de En Contacto es una luz cuando todas las demás se apagan. Al introducirse por primera vez la Antorcha, algunos miembros del ejército ucraniano se rieron del concepto, sin saber qué podría hacer más allá de su funcionalidad lumínica. Pero con la instrucción fiel y diligente de los capellanes militares, aprendieron que las Antorchas hacen mucho más que iluminar documentos militares importantes: cada dispositivo está lleno de docenas de pasajes bíblicos y predicaciones del Dr. Stanley para estudio personal, así como un altavoz para el estudio en grupo, haciendo que los mensajes sean accesibles para hasta 100 personas a la vez.

“Esta no es solo una linterna. A través de ella se puede escuchar acerca de Cristo”, explica Volodia, uno de los capellanes militares. “Cuando tengas que tomar una decisión importante, presiona el primer botón y escucharás la Palabra del Señor”.

Además, el evangelio le está llegando a algunos oídos influyentes. Hace poco, Volodia se encontró con un oficial de alto rango que había recibido una Antorcha el año anterior. Ahora ese oficial comparte las buenas nuevas con entusiasmo, atrayendo la atención de los comandantes y generales.

“El capellán se va, pero la Palabra de Dios se queda con los soldados”.

—Viktor, un capellán del ejército ucraniano

Ukrainian soldiers examine the In Touch Lightstream device attached to a tree

Volodya, un capellán militar, y soldados ucranianos examinan un LightStream en su campamento.

En el frente de batalla, donde la electricidad es escasa y la moral puede agotarse, el Lightstream de En Contacto atraviesa la oscuridad. Este dispositivo que funciona con energía solar envía alertas a teléfonos inteligentes cercanos, notificándoles sobre material discipular (audio, vídeo y archivos PDF de sermones y pasajes bíblicos) disponible para descargar en sus dispositivos personales. Los nuevos soldados van y vienen de la base cada seis meses, pero con el contenido del Lightstream, pueden seguir escuchando la Palabra incluso después de partir.

Y para los soldados solitarios bajo la coacción del combate sin mucho apoyo emocional, estos mensajes edificantes han marcado la diferencia. Aleks, un coronel, describe el impacto del Lightstream en su unidad: “El material da tranquilidad a los soldados. Ahora son capaces de superar el estrés de la rutina diaria”. Este no es un regalo cualquiera para estos soldados, muchos de los cuales regresarán a ciudades y pueblos que han sido cambiados para siempre por el conflicto.

Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.
—Salmos 18.2

Ukrainian soldiers gather around their camp to learn more about the In Touch Messenger

Soldados del ejército ucraniano se reúnen alrededor de las carpas para familiarizarse con el mensajero de En Contacto. A cada soldado se le entrega su propio dispositivo.

En tiempos de mayor amenaza o combate activo, los soldados ucranianos deben permanecer camuflados, por lo que no pueden usar fuentes de luz como linternas o teléfonos móviles. Más pequeño que un teléfono celular, el Mensajero de En Contacto ofrece comodidad y compañía en los lugares más oscuros sin afectar los deberes de los soldados ni revelar su ubicación.

Los capellanes solían distribuir Biblias impresas a los militares, pero una vez que las tropas se marchaban encontraban las Biblias tiradas en el suelo; cosa que nunca pasa con los Mensajeros. Incluso después de que los capellanes se van, el Mensajero continúa su ministerio. Viktor, un capellán al servicio de los militares en la frontera oriental comentó: “El capellán se va, pero la Palabra de Dios se queda con los soldados. Esta es una herramienta muy buena, útil y efectiva que se puede usar en el ejército”.

La Palabra de Dios está trayendo esperanza y paz al campo de batalla. Cada día, más personas que viven en zonas de conflicto recurren a la promesa de Cristo: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Jn 16.33).



Because of your generous support, Ukrainians on the battlefield are hearing the good news of Jesus Christ. And that means more and more people in conflict zones are experiencing the peace that surpasses all understanding.

 

¿Qué ocurre con mis anotaciones?
Color de fondo:
Claro
Aa
Oscuro
Aa
Tamaño de letra:
A
A
A

Artículos relacionados

Amados tal como somos

Fingimos estar muy bien, pero a menudo estamos viviendo una falsa apariencia. No desperdicie su tiempo buscando la perfección, cuando puede buscar a Cristo quien le perdona y acepta ...

por