Un fundamento sólido

Construir el Cuerpo de Cristo no se trata de construir edificios, sino de invertir en las personas. Y nadie entiende mejor la importancia de esto que Jonathan y Jessica Reed.

Construir el Cuerpo de Cristo no se trata de construir edificios, sino de invertir en las personas. Y nadie entiende mejor la importancia de esto que Jonathan y Jessica Reed.

Unidos por el amor a las misiones, esta joven pareja pasó años ministrando en varios países. Recientemente, se enfocaron en los K'ekchi, un grupo aborigen de aproximadamente 1,5 millones de personas repartidas por Belice, Guatemala y Honduras. En Guatemala, los Reed entrenaron a líderes que regresarán a sus aldeas listos para servir a sus comunidades como pastores. Es un trabajo gratificante pero no exento de desafíos.

Muchos K'ekchi son aprendices orales, lo que significa que las Biblias disponibles para ellos a menudo siguen siendo tesoros ocultos. De manera que los dispositivos Mensajeros han sido una herramienta invaluable de discipulado para estos líderes. Con una Biblia en audio a su disposición, los ministros recién capacitados están equipados para estudiar la Palabra de Dios por su cuenta mientras se preparan para servir a sus iglesias.

Bienaventurado el varón que no,
anduvo en consejo de malos...
Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.
—Salmo 1.1, 2
 

Messenger Lab - JonathanThomas Ack y su esposa, fotografiados en su casa en Ótoxha, han estado sirviendo a su iglesia local durante 20 años, con Thomas como pastor.

Para Thomas Ack, un experimentado pastor K'ekchi, el Mensajero iluminó la Palabra de Dios cuando una catarata cubrió uno de sus ojos. "Empezaba a leer, pero después de diez minutos me detenía porque me dolían los ojos. El Mensajero me ha sido útil. En verdad me gustan los mensajes y puedo estudiar la Biblia", afirma.

Jonathan espera que el Mensajero ayude a más pastores como Thomas para que la iglesia K'ekchi continúe creciendo y sea liderada por su propia gente.

"Empezaba a leer, pero después de diez minutos me detenía porque me dolían los ojos. El Mensajero ha sido útil para mí. De verdad me gustan los mensajes y puedo estudiar la Biblia".

–Thomas Ack, pastor K’ekchi

 

Messenger Lab - JonathanCuando Jonathan viaja a áreas remotas como Delores para presentar el evangelio, la película de la vida Cristo juega un papel fundamental en la introducción de grupos de personas no alcanzadas a la vida terrenal del Salvador. Para los que lo ven por primera vez, la película es mucho más que entretenimiento: es una invitación a un cambio de vida.

Messenger Lab - JonathanDe camino a Delores, Jonathan, en el extremo derecho, recoge a los hombres k'ekchi que asistirán al entrenamiento de los pastores en la ciudad. Para muchos de estos ministros, la asistencia es un sacrificio, ya que a menudo significa dejar a las familias atrás y viajar grandes distancias.

Messenger Lab - JonathanDespués de terminar su curso de capacitación con Jonathan, estos graduados reciben certificados de finalización y Mensajeros para ayudarles en sus funciones pastorales.

La obediencia a esta visión dada por Dios ha implicado un alto costo para los Reed. La familia ha estado plagada de múltiples episodios de malaria, y Jonathan también ha luchado contra el dengue y el chikungunya, una infección crónica que resultó en que la familia trasladara su base de operaciones desde Brasil al interior de Belice, y luego a Guatemala. Decir que ha sido un camino difícil para los Reed, sería decir poco, pero su fe en el llamado de Dios ha permanecido constante.

"Nunca sabemos lo que Dios tiene bajo la manga", dice Jonathan, "pero sigue abriendo puertas y las estamos atravesando fielmente". Hacerlo ha creado un camino para que otros crezcan en la fe, a imagen de lo que dijo el apóstol Pablo a los corintios: "Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo".


Aprenda más.

Temas relacionados:  Evangelización

Artículos relacionados

¿Qué ocurre con mis anotaciones?
Color de fondo:
Claro
Aa
Oscuro
Aa
Tamaño de letra:
A
A
A