Vida saludable

Cada día es una nueva oportunidad para proclamar la gloria de Dios en el lugar donde estemos.

La vida que recordará no es la vida que vive en estos momentos. Piénselo. ¿Cuánto ha olvidado ya? Considere las historias del Antiguo Testamento donde pasan los años entre un versículo y otro. Como en una novela de literatura, solo recordaremos los mejores y los peores momentos: las historias que nos contamos a nosotros mismos acerca de lo que nos ha sucedido.

A medida que pase el tiempo, olvidaremos lo que una vez fue muy importante para nosotros y perderemos las cosas que una vez consideramos que jamás nos faltarían. Los años de espera se reducirán a unas pocas palabras: “Esperamos años hasta que sucedió...”.

Como nos recuerda el libro de Eclesiastés, la vida rara vez satisface nuestras expectativas, pero aun así sigue siendo algo hermoso que debe ser apreciado y celebrado en nuestros recuerdos, en el momento presente y mientras anticipamos el futuro.

Entonces, ¿qué tipo de historia vive ahora? ¿Qué recordará? ¿Qué recordarán los demás de usted? ¿Le inquieta el futuro? ¿Lucha con su cuerpo? ¿Los conflictos con otras personas consumen su vida? Si ha aceptado el regalo de la salvación de Dios, usted no es víctima de las circunstancias. Cristo dijo: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Jn 10.10). Incluso si Dios no responde nuestras oraciones de la manera en que queremos que lo haga, Él siempre cumple sus promesas. Ya sea en esta vida mortal o en el resto de nuestra vida eterna, Dios proveerá para todas nuestras necesidades y cuidará de sus hijos.

Por eso hemos recopilado este folleto lleno de las enseñanzas del Dr. Stanley en cuanto a una vida fructífera y llena de alegría. Esperamos que Dios use este folleto para ayudarle a orar por cada aspecto de su bienestar y le bendiga con la vida abundante que Él anhela darle a todos sus hijos.

Haga clic para descargar el folleto digital gratuito “Vida saludable”

Temas relacionados:  Oración  |  Paz

Artículos relacionados

Amados tal como somos

Fingimos estar muy bien, pero a menudo estamos viviendo una falsa apariencia. No desperdicie su tiempo buscando la perfección, cuando puede buscar a Cristo quien le perdona y acepta ...

por
¿Qué ocurre con mis anotaciones?
Color de fondo:
Claro
Aa
Oscuro
Aa
Tamaño de letra:
A
A
A