La batalla de la mente

  • 11 de septiembre de 2019
miércoles 11

2 Corintios 10.3-5

¿Entiende cómo actúa Satanás para derribar a los creyentes? Aunque podemos pensar que sus ataques son externos, el verdadero campo de batalla está en la mente. Si puede lograr que una iglesia crea doctrinas erróneas, filosofías no bíblicas y suposiciones falsas acerca de Dios, puede apartarla de la verdad y llevarla al error.

Pero el enemigo también usa la misma táctica con cada cristiano. El campo de batalla es nuestra mente, no nuestras circunstancias. Como el padre de mentira, sabe que el engaño es una táctica efectiva. Su objetivo es influenciar nuestros pensamientos porque nuestra manera de pensar determina nuestras actitudes, emociones, deseos y acciones. Por tanto, busca desviar nuestros pensamientos para causar estragos en todos los ámbitos.

Cualquier pensamiento que contradiga la Palabra de Dios debe ser llevado “cautivo a la obediencia de Cristo” (2 Co 10.5). Cristo nos mostró cómo hacerlo: cada vez que Satanás le lanzó una tentación, la respondió con un pasaje de las Sagradas Escrituras (Mt 4.1-11). Sin embargo, no podemos solo agitar nuestra Biblia en el aire, con la esperanza de ahuyentar al diablo. Para derrotar sus mentiras, necesitamos un buen conocimiento práctico de la Palabra de Dios.

Por ejemplo, si usted lucha con el miedo y la ansiedad, aférrese a los versículos que afirman la confianza en Dios y la manera en que nos cuida. Si la envidia es el problema, la respuesta es la suficiencia de Cristo para su vida. A medida que llene su mente de la Palabra de Dios, las mentiras de Satanás se volverán más fáciles de identificar, y sus actitudes, emociones, deseos y conductas se alinearán con la verdad.

Biblia en un año: Ezequiel 46-48

Otro contenido diario

¿Qué ocurre con mis anotaciones?
Color de fondo:
Claro
Aa
Oscuro
Aa
Tamaño de letra:
A
A
A
loader
Publicado el septiembre 15, 2019
La oración que Dios responde

Cuando usted no sepa cómo orar por los demás, deje que esta oración guíe sus peticiones.

Leer ahora
El devocional que busca no está disponible.
El archivo devocional no está disponible para las fechas en el futuro