Usted primero

¿Por qué creó Dios la Tierra? No lo hizo solo para poder admirar su obra.

Cuando usted lee la Biblia, descubre pronto que Dios está más interesado en las personas que en los planes, la organización, los edificios y todo lo demás que consume nuestro tiempo y atención, sobre todo en la iglesia. ¿Significa eso que Dios ya no está trabajando, llevando a cabo sus planes y propósitos en el mundo? Desde luego que no, pero es importante que recordemos que esos planes siempre involucran a personas.

Por ejemplo, ¿por qué creó Dios la Tierra? No lo hizo solo para poder admirar su obra. Según Isaías 45.18, Él “la formó para ser habitada”. Toda la belleza de la creación es para nuestra provisión y disfrute. ¿Alguna vez se ha detenido a considerar el asombroso regalo que es la Tierra? Fuimos llamados a valorarla y a ser buenos administradores de lo que el Señor nos ha confiado. Al mismo tiempo, no podemos perder de vista a la gente que necesita escuchar el evangelio y alimentar su fe.

¿Por qué creó Dios la Tierra? No lo hizo solo para poder admirar su obra. “La formó para ser habitada”.

Dios amó tanto a la humanidad que envió a su Hijo al mundo, y cuando Él ministró en la Tierra, satisfizo siempre las necesidades de los demás, tanto física como espiritualmente. Ahora bien, para quienes nos hemos convertido en seguidores de Cristo, eso también se ha convertido en nuestro trabajo. Las Sagradas Escrituras están llenas de mandamientos de amar y cuidar a quienes nos rodean: hablarles del Señor Jesús, llevar sus cargas, perdonarles, ser pacientes con ellos, demostrarles bondad, y darles consolación.

En vez de vivir como islas desoladas y autosuficientes, los cristianos debemos estar conectados a un cuerpo más grande y cultivar relaciones.

Temas relacionados:  Comunidad

Artículos relacionados

¿Qué ocurre con mis anotaciones?
Color de fondo:
Claro
Aa
Oscuro
Aa
Tamaño de letra:
A
A
A