Acto de equilibrio

¿Cómo debe la iglesia tratar a los no creyentes?

Un comandante del ejército sirio tuvo un encuentro extraordinario con el pueblo de Dios, y enfrentó de todo —desde amor abnegado hasta severa hostilidad. Es posible que muchos no creyentes hayan pasado por lo mismo. El Antiguo Testamento dice mucho acerca de nuestra contribución personal a la visión del mundo en cuanto a la Iglesia. Y lo que se aprende de la experiencia puede ser más confuso de lo que pensamos.

 

Lea

Para aprovechar al máximo este estudio, lea 2 Reyes 5. Pero primero, pida al Espíritu Santo que le guíe a la verdad que se encuentra en este pasaje. Haga preguntas que puedan no tener respuestas. Pregunte en voz alta, imagínese la escena y tome nota de cualquier cosa que le sorprenda, turbe u ofenda. Y sobre todo, confíe en el Señor. Él es el mejor maestro.

Pasaje clave: 2 Reyes 5

 

Contexto

Es la época de los profetas en Israel, la relación entre los israelitas y los arameos, sus enemigos en Siria, es tensa. Mientras tanto, el profeta Eliseo vive cerca del río Jordán y es conocido por los milagros que realiza para glorificar a Dios.

 

Reflexione

Una joven israelita ha sido llevada cautiva a Siria para ser una de las criadas en la casa de Naamán, el comandante del ejército sirio. Aunque es su prisionera, siente lástima de Naamán, quien tiene lepra y quiere que Eliseo lo sane.

  • En el versículo 3, mientras habla a su ama sobre la enfermedad de Naamán, la criada comienza con la palabra achalay. Traducida por lo general como “¡Oh!” o “¡Si solo!”, el término hebreo expresa un anhelo ferviente. ¿Qué cree que sintió por Naamán? ¿Por Dios? ¿Por sí misma? Piense ahora en alguien que conozca que no sea cristiano. ¿Siente lo mismo por esa persona?

  • Piense en lo que dice el Señor Jesucristo en Mateo 5.44, 45. ¿Le hace sentir incómodo pedir el favor de Dios para los no cristianos, incluso sin esperar que se vuelvan a Él? Lea ahora 2 Reyes 5.3. ¿Cómo afectan su manera de pensar, si es así, las palabras de la criada?

  • Después de leer la carta del rey de Aram, el rey de Israel “se rasgó las vestiduras y exclamó: ‘¿Acaso soy Dios?’” (v. 7). ¿Por qué cree que respondió de esta manera a un extraño necesitado? ¿Tiene alguna experiencia personal en cuanto a la fidelidad de Dios que le ayudaría a reaccionar de una manera diferente?

 

Continúa la historia

Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes (Stg 4.6). Esto es algo que todos tenemos que aprender, y cuanto antes mejor.

  • Un dicho entre quienes evangelizan en la calle dice así: “Muestra al orgulloso la ley de Dios; muestra al humilde la misericordia de Dios”. Ahora bien, observe que Naamán es descrito como “enfurecido” cuando Eliseo no sale a saludarlo, y que se siente ofendido por la acción que se requiere de él (2 R 5.9-12). ¿Qué cree que quería lograr Eliseo con su extraño recibimiento?

  • Amar a los pecadores se convierte en un problema solo cuando no damos énfasis a la Palabra de Dios por temor a ofender o a comprometer nuestros principios para encajar.

  • ¿Alguna vez ha tenido que someterse a la voluntad de Dios en algo con lo que no estaba de acuerdo? Basado en la estrategia de Eliseo, ¿ve alguna relación entre el orgullo y la ley? ¿Entre la humildad, la obediencia y la bendición?

  • El versículo 12 dice que Naamán “se fue enfurecido”. ¿Recuerda algún momento en el que haya visto a un no creyente reaccionar de esta manera al enfrentarse cara a cara con los requerimientos de Dios? ¿Cómo puede la Iglesia manejar este asunto con sensibilidad y amor?

  • •¿Ha habido algún momento en el que haya tenido que “cerrarle la puerta” a alguien, mientras usted trataba de ayudarle a buscar a Dios? Describa qué fue lo más difícil. A partir de entonces, si ha notado algún cambio de dirección en esa persona, ¿qué puede haber contribuido a ello?

 

Reflexione

En los versículos 21-22, el criado de Eliseo va en busca de dinero y otras posesiones de Naamán. En el siguiente capítulo, el profeta le dice al rey de Israel que no mate al ejército sirio sino que, más bien, le dé un banquete y le permita regresar a casa.

  • Giezi pide en secreto regalos a Naamán, y es castigado (vv. 20-27). ¿Por qué estuvo mal la acción de Giezi, según 1 Juan 2.15 y Mateo 10.8? ¿Cuál cree que fue su motivación?

  • ¿Ha visto cristianos cuyo deseo por lo que el mundo tiene es mayor que su deseo de dar al mundo lo que tienen? ¿Puede encontrar evidencias de esto, en uno u otro sentido, en su propia vida?

  • Considere las palabras del Señor en Mateo 5.16. ¿Por qué cree que Eliseo rechazó los regalos de Naamán? ¿Qué idea del pueblo de Dios cree que tuvo Naamán de Eliseo y de Giezi?

  • En 2 Reyes 6, Eliseo muestra misericordia por los sirios, que han venido a matarlo, poniendo fin a las hostilidades entre Israel y los arameos. Saber cuándo cerrar la puerta y cuándo ser gentil es posible solo a través de una relación estrecha con Cristo. Lo que pudiera ser contraproducente un día, podría ser, al siguiente día, la clave para un hermoso cambio de rumbo.

 

Repase

Durante las próximas semanas, utilice esta sección para repasar el estudio y considerar cómo se aplica el mensaje a su vida.

Ser la iglesia para los no creyentes significa impresionarlos con el amor desbordante de Cristo y, al mismo tiempo, mantener un sentido claro de lo que está bien y de lo que no.

Estamos llamados a vivir nuestra fe “con temor y temblor”, y mantener los preceptos de Dios con firmeza (Fil 2.12; Jn 14.21). Pero también debemos demostrar tanto el cálido corazón de Cristo como la bondad de Dios. ¿Es posible mostrar ambos al mismo tiempo? ¿Puede ser perjudicial para las personas que están alejadas de Dios, el que no mantengamos un equilibrio?

Ser la iglesia para los no creyentes significa impresionarlos con el amor de Cristo y, al mismo tiempo, mantener un claro sentido de lo que está bien bien y de lo que no.

  • A veces tenemos miedo de amar como la joven criada —por temor a no agradar a Dios o dañar nuestro testimonio. Pero el Señor comía con publicanos. Amar a los pecadores es malo solo cuando no damos énfasis a la Palabra de Dios por temor a ofender o para ser aceptados. ¿Le resulta fácil amar a personas que no siguen a Cristo? ¿Le preocupa que amarlas implique la aceptación de un estilo de vida pecaminoso? ¿Puede pedirle al Señor que le ayude a amarlas de la manera que les haga bien y glorifique a Dios?

  • Por otro lado, a menudo dudamos en tocar temas delicados. Pero muchas personas a nuestro alrededor tienen puntos de vista distorsionados en cuanto a lo bueno y lo malo. Por no ser capaces de identificar el pecado en sus vidas, con frecuencia se destruyen sin darse cuenta. ¿Cree que somos llamados a señalar la esclavitud de quienes no lo saben, o ser la voz que los aguijonee? (Pr 27.6). ¿Cómo ayuda tener una buena relación con la persona? ¿De qué manera un vínculo estrecho, como el de un familiar, puede ser un obstáculo?

  • Tanto para la Iglesia, como para el cristiano, expresar el amor y la justicia de Dios puede ser complejo. Tener equilibrio en cualquier situación requiere dependencia del Espíritu Santo.

 

Ilustración por Adam Cruft

Temas relacionados:  Lectura de la Biblia

Artículos relacionados

¿Qué ocurre con mis anotaciones?
Color de fondo:
Claro
Aa
Oscuro
Aa
Tamaño de letra:
A
A
A