Provisión abundante para nuestro disfrute

La abundante generosidad y los ilimitados recursos de Dios dan lugar a bendiciones extraordinarias.

“La fiesta de Babette”, la aclamada película ambientada en la Dinamarca del siglo XIX, es la historia de Martine y Filippa, dos hermanas ancianas y arruinadas que viven en una casa que compartieron con su padre hasta su muerte. Babette, una refugiada sin dinero, de Francia, llega a la puerta de las hermanas, con la esperanza de servir como su criada. Aunque no pueden pagarle a Babette, las hermanas la reciben en su casa, donde ella vive con ellas como su cocinera.

Después de catorce años, Babette se entera de la sorprendente noticia de que ganó 10.000 francos en la lotería, y que puede ahora regresar a su país y a su vida. Pero en vez de eso, Babette decide despilfarrar todo ese ingreso inesperado comprando las mejores carnes, quesos y exquisiteces para hacer una gran fiesta para Martine, Filippa y todos sus amigos. Cuando las hermanas descubren la extravagante abundancia de la generosidad de Babette, son transformadas para siempre.

 

Lea Efesios 3.14-21

Antes de abrir su Biblia, pida al Espíritu Santo que le revele lo que Él quiere que usted aprenda de este pasaje. Lea después el pasaje, y anote sus primeras impresiones: ¿Qué preguntas tiene usted? ¿Hay algo que no es claro? ¿Qué versículos hablan a su situación actual, y cómo lo hacen?

Dar en abundancia, con generosidad desmedida, es propio del corazón de Dios. Nuestro Padre no es avaro ni mezquino, ni maneja un presupuesto reducido. Por el contrario, es dueño del “ganado sobre mil colinas” (Sal 50.10 LBLA), y anhela que el mundo entero reconozca y reciba la abundante provisión que Él nos ofrece. En Efesios 3.19 (NTV), Pablo ora pidiendo que sus amigos “experimenten el amor de Cristo”, aunque este amor es tan inmenso y desbordante que “es demasiado grande para comprenderlo todo”. El amor de Dios —y toda sus abundantes bendiciones derivadas de ese amor— es demasiado grande para ser comprendido. El amor y la provisión de Dios nunca pueden agotarse; hay más que suficiente para todos.

La oración del apóstol era que los “gloriosos e inagotables recursos” de Dios fortalecieran a todos los necesitados (Efesios 3.16). A diferencia de los fondos de Babette, que se agotaron por su extravagante regalo, el pozo del Señor jamás se secará. Pablo insistía en que Dios tenía el poder de “lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar” (Efesios 3.20); no existe la posibilidad de que cuando lleguemos pidiendo ayuda, el Señor haya distribuido ya todas las bendiciones que tenía disponibles.

En contraste, gran parte de nuestro mundo vive con la idea subyacente de la escasez —que no hay suficiente para todos, por lo que debemos aferrarnos a lo que es nuestro (dinero, ideales y poder). Sin embargo, el reino de Dios cuenta una historia totalmente diferente. La creación fue la acción del Señor de generosidad exuberante: tantos animales, tanta belleza, muchísimo más de lo que era necesario para que los seres humanos sobrevivieran. Asimismo, cuando Dios alimentó a Israel en el desierto, cuando Jesús dio de comer a los 5.000, y cuando nuestro Salvador murió en la cruz como un acto de amor por todo el mundo, volvemos a escuchar la historia de la provisión inconmensurable.

La abundancia divina no solo nos ofrece esperanza en situaciones de desesperación; ella también nos ofrece una nueva manera de vivir en el mundo: con sencillez, generosidad y esperanza. El Señor nos dice que su abundancia es la verdad de nuestra existencia terrenal, y que hemos sido hechos libres para vivir de una manera que transmita esta realidad a los demás.

Dios anhela que el mundo entero reconozca y reciba la abundante provisión que Él nos ofrece.

Reflexione

Escriba sus ideas en su diario personal.

  • Lea Marcos 6.33-44, uno de los relatos sobre Jesús cuando alimentó a 5.000 hambrientos seguidores. ¿Dónde ve la interacción de estas dos ideas: la escasez y la abundancia? ¿Cómo describiría la reacción inicial de los discípulos? ¿Qué le dice la conclusión de la historia sobre el deseo del Señor para todos los que estaban allí? ¿Y de todos los que tienen hambre?

  • Lea los primeros capítulos de Génesis, ¿qué nos dice esta introducción acerca del amor de Dios por el mundo? ¿Dónde, en la historia humana, cree usted que nuestro camino se desvió de la intención original del Señor? ¿Por qué cree que estamos ahora tan alejados de nuestros comienzos, tan tentados a vivir con la idea de escasez?

  • Lea 2 Corintios 9.8. ¿Cuál es el resultado de la abundancia que Dios nos ofrece?

Responda

  • ¿En qué aspectos está usted más tentado a ver su vida o al mundo a través del lente de la escasez? ¿Dónde se siente más agotado y con necesidad de la provisión de Dios? ¿Cuándo le resulta más difícil creer que Dios es generoso para con usted o para quienes le rodean?

  • ¿De qué maneras ha experimentado usted la desbordante provisión del Padre celestial? Describa la influencia que tiene en usted el reconocimiento de la inagotable generosidad de Dios.

  • ¿Cómo cambia su actitud (cuando ve las noticias, saca sus cuentas, o conversa con un vecino) para ver al mundo a la luz de la abundancia de Dios, en vez del gris oscuro de la escasez?

Gran parte de nuestro mundo vive con la idea subyacente de la escasez. Sin embargo, el reino de Dios cuenta una historia totalmente diferente.

Repase

  • Vea las noticias más sobresalientes esta semana. ¿Parecen indicar una idea predominante de escasez o de abundancia? ¿De qué manera la codicia humana pone estorbos a la generosa provisión del Señor?

  • Piense en la posibilidad de hacer algo a favor de otra persona esta semana, una acción cuyo único propósito sea demostrar la abundancia de Dios. Después, tome algún tiempo para reflexionar sobre la experiencia, y cómo impactó ella su corazón.

  • Medite en esta verdad en los días venideros: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Fil 4.19).

Temas relacionados:  Lectura de la Biblia  |  Dar  |  Dinero

Artículos relacionados

¿Qué ocurre con mis anotaciones?
Color de fondo:
Claro
Aa
Oscuro
Aa
Tamaño de letra:
A
A
A