El misterio de la Iglesia

El tema de la Iglesia plantea preguntas para mucha gente.

Hoy en día parece que el tema de la Iglesia plantea interrogantes para mucha gente. Aquellos que nunca han estado en una pueden preguntarse qué pasa dentro. Otros ven a la Iglesia como irrelevante en esta era tecnológica, y están desconcertados de por qué alguien tomaría parte en una práctica arcaica. Incluso los cristianos tienen preguntas, tales como: ¿A qué clase de iglesia debo asistir? o, ¿Es necesario hacerse miembro?

Y usted, ¿qué pregunta tiene? ¿Cuál ha sido su experiencia? El hecho es que las experiencias dan forma a nuestras actitudes en cuanto al Cuerpo de Cristo. Quienes han sido heridos pueden guardar resentimiento. Pero quienes han sido bendecidos con una comunidad de fe solidaria que se aferra con firmeza a la Palabra de Dios, la ven como un refugio del cual sacan fuerzas.

Por muy convincentes que sean las experiencias, la mejor manera de entender el plan de Cristo para su Iglesia es a través de su Palabra. Después de todo, Él es la cabeza de su Cuerpo (Col 1.18), y camina en las iglesias, evaluándolas con precisión y amor perfectos (Ap 1.20–2.4).

Este año, exploraremos los misterios de este increíble cuerpo llamado Iglesia. Ella no es un invento del hombre sino de Dios. Y, por tanto, su importancia es inmensa. A medida que profundizamos en lo que la Biblia dice acerca de la Iglesia, oro para que sus preguntas sean respondidas, y usted llegue a amarla y apreciarla.

Temas relacionados:  Cómo escoger una iglesia

Artículos relacionados

¿Qué ocurre con mis anotaciones?
Color de fondo:
Claro
Aa
Oscuro
Aa
Tamaño de letra:
A
A
A