Un nuevo comienzo

A medida que nuestra comprensión de Dios crezca, nuestra confianza en Él aumentará.

Recuerde el momento en que se convirtió en creyente. ¿Entendió lo que le esperaba? La misión de la iglesia es proclamar el evangelio, pero también enseñar cómo trabaja Dios en nuestra vida una vez que hemos sido salvos.

Lo primero que podemos esperar después de la salvación es conocer más al Señor. Como en cualquier relación, esto requiere una comunicación bidireccional. Hemos llegado a conocer y amar a Dios por medio de su Palabra, y a través de la oración compartimos nuestra vida con Él. A medida que nuestra comprensión de Dios crezca, nuestra confianza en Él aumentará.

También podemos esperar dirección clara, si nos alineamos con su voluntad y con sus caminos (Pr 3.5, 6), además de corrección por medio de verdades bíblicas que nos impulsen a obedecer.

La dificultad puede ser otro resultado de obedecer a Cristo. Los problemas no se desvanecen cuando nos convertimos en cristianos. En realidad, todos los que elegimos un estilo de vida de santidad, podemos esperar incomprensión, resistencia, e incluso persecución (2 Ti 3.12).

Asimismo, los creyentes no estamos exceptos de las pruebas que afligen a toda la humanidad. Al comenzar un nuevo año caminando con el Señor, recuerde que usted nunca está solo en sus luchas. Y que, con el poder de Cristo, puede hacer frente a todo lo que venga a su vida.

Temas relacionados:  Madurez del creyente  |  Vida espiritual

Artículos relacionados

¿Qué ocurre con mis anotaciones?
Color de fondo:
Claro
Aa
Oscuro
Aa
Tamaño de letra:
A
A
A