Televisado el

El arduo camino a la voluntad de Dios

A menudo centramos nuestros esfuerzos en tratar de descubrir la voluntad de Dios, ¡y con razón! Pero una vez que el Señor nos indica sus planes, nos queda un paso crucial por dar: decidir obedecerlo y seguirlo por completo.

Para tener éxito a la hora de hacer la voluntad de Dios, debemos reconocer los obstáculos que podrían hacernos tropezar. En este mensaje, el Dr. Stanley examina algunas de las trabas que permitimos (e incluso invitamos) a interferir con nuestro progreso en el camino que Dios tiene para nosotros. Los efectos del orgullo y el pecado, la ignorancia y la duda, los errores o las decisiones aplazadas, incluso nuestro ajetreo, obstaculizarán lo que podríamos lograr o llegaríamos a ser para Dios en esta vida.

Más en esta serie


Vídeos relacionados