Su apoyo es importante

Estamos muy contentos de ver lo que Dios va a hacer en el futuro.

Involúcrese

Conozca al Dr. Stanley

Charles F. Stanley es el fundador de Ministerios En Contacto; y uno de los autores de mayor venta según el registro del New York Times. Él demuestra una conciencia muy aguda de las necesidades de las personas, y ofrece principios cristocéntricos, basados en la Biblia, para la vida cotidiana.

La motivación del Dr. Stanley está mejor representada por la verdad de Hechos 20.24 (NTV): “Pero mi vida no vale nada para mí a menos que la use para terminar la tarea que me asignó el Señor Jesús, la tarea de contarles a otros la Buena Noticia acerca de la maravillosa gracia de Dios”. Esto es porque, como él dice, “es la Palabra y la obra de Dios, lo que transforma la vida de las personas”.

Lee más

Nuestra Misión

En Ministerios En Contacto, nuestra misión es estimular a todo creyente a cultivar una relación
más estrecha con el Señor Jesucristo y apoyar la labor de la iglesia local. Seguimos comprometidos
con el avance del evangelio de persona a persona y de un lugar a otro tan rápido, claro e irresistiblemente como sea posible.

Rápidamente

Tenemos la tecnología para llevar el evangelio a cualquier persona, a cualquier hora, en cualquier lugar.

Claramente

Alcanzamos a personas en más de 115 países y en más de 50 lenguajes.

Irresistiblemente

Ayúdenos a transformar la vida de personas por medio de su apoyo.

Lo que creemos

Las Escrituras

Las Escrituras

Creemos que "toda la Escritura es inspirada por Dios" (2 Timoteo 3.16). Entendemos que esto quiere decir que toda la Biblia es inspirada porque los santos hombres de Dios fueron "inspirados por el Espíritu Santo" (2 Pedro 1.21) para escribir cada Palabra de las Sagradas Escrituras. Creemos que esta inspiración divina se extiende igual y completamente a todas las partes de la Biblia tal como aparece en los manuscritos originales. Creemos que toda la Biblia en los originales es por tanto sin error. Creemos que todas las Sagradas Escrituras se centran alrededor del Señor Jesucristo en su persona y obra, en su primera y segunda venidas y, como consecuencia ninguna porción, aun del Antiguo Testamento, se lee y entiende correctamente solo hasta que conduce a Él. Creemos también que toda Biblia fue designada para nuestra instrucción práctica (Lucas 24.27, 44; Juan 5.39; Romanos 15.4; 1 Corintios 10.11; 2 Timoteo 3.16).

La Trinidad

La Trinidad

Creemos en el Dios verdadero y viviente, el Creador, Redentor, Sustentador y Gobernador de todas las cosas. Él es infinito, eterno, inmutable y se ha revelado a nosotros como Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Dios el Padre: Dios, como Padre, reina sobre todo su universo con cuidado providencial. El es todopoderoso, todo amante, todo conocedor y todo sabio (Gn 1.1; 1 Cr 29.10; Jer 10.10; Mt 6.9; Hch 1.7; Ro 8.14-15; 1 Co 8.6; 1 Co 15. 24; Ef 4.6).
Dios el Hijo: Creemos que el Señor Jesucristo se hizo hombre sin dejar de ser Dios, habiendo sido concebido por el Espíritu Santo y nacido de una virgen, a fin de poder revelar a Dios y redimir al hombre pecador al entregarse a sí mismo como un sacrificio sin pecado y expiatorio en la cruz, satisfaciendo así el justo juicio de Dios contra el pecado (Lc 1.34-35; Jn 1.1, 2, 14, 18; Ro 3.24-26; Ro 8.3).
Dios el Espíritu Santo:Creemos que el Espíritu Santo es la Persona divina que convence al mundo de pecado. Solo Él trae nueva vida a aquellos que están espiritualmente muertos; mora en ellos permanentemente, los sella para el día final de la redención, les confiere dones espirituales y llena (dirige) a aquellos que se entregan a Él (Jn 3.3-8; 14.16-17; 16.7-11; 1 Co 12.7-11, 13; Ef 4.30; 5.18).

La Creación

La Creación

Creemos que el hombre fue creado directamente por Dios y hecho a su imagen. Creemos que Dios creó los cielos y la tierra, incluyendo toda clase de vida, por un acto directo (Gn 1.1; Jn 1.3; Col 1.16-17).

El Hombre

El Hombre

Aunque el hombre fue creado a la imagen de Dios, cayó en pecado y está perdido. Esto es cierto de todos los hombres y a menos que el hombre nazca de nuevo por el Espíritu Santo, no puede ver el reino de Dios (Génesis 1.26-27; Juan 3.3; Romanos 3.10, 23).

El Diablo

El Diablo - Satanás

Creemos que Satanás es una persona, el autor del pecado y la razón de la caída del hombre, y que está destinado al juicio de un castigo eterno en el lago de fuego (Mateo 4.1-3; Hechos 5.3; 2 Corintios 4.4; Apocalipsis 20.10).

Propiciación por el Pecado

Propiciación por el Pecado

Creemos que el Señor Jesucristo murió por nuestros pecados como un sacrificio expiatorio y que todos los que creen en Él son redimidos por su sangre derramada en la cruz. Creemos en la resurrección del cuerpo crucificado de nuestro Señor Jesucristo y en su ascensión al cielo; que Él es nuestro Sumo Sacerdote y Abogado (Juan 1.1-3, 14; 3.1-7; Hebreos 10.4-14; 1 Juan 2.2).

La Salvación

La Salvación

Creemos que la salvación es un don de la gracia de Dios. No puede ser comprada ni hecha más segura por obras meritorias, sino que es otorgada gratuitamente a todos los que ponen su fe en la obra consumada por Jesucristo en el Calvario. Todos los que así confían en el Salvador son perdonados de sus pecados y nacidos en la familia de Dios por la obra regeneradora del Espíritu Santo (Juan 1.12; Hechos 16.30-33; Romanos 10.9-10; Efesios 1.7; 2.8-9).
Crememos que Jesús es el camino, la verdad, y la vida —el único camino para la vida eterna (Juan 14.6).

El Andar del Cristiano

El Andar del Cristiano

Creemos que todos somos llamados a andar conforme al Espíritu y no a la carne, y a vivir de tal manera en el poder del Espíritu que mora en nosotros, que no satisfagamos la concupiscencia de la carne. Pero la carne jamás es erradicada en esta vida y el individuo decide mantener a la carne en sujeción a Jesucristo por medio del poder del Espíritu Santo o ella manifestará su presencia en nuestra vida para deshonra de nuestro Señor. (Romanos 6:11-13; 8:2, 4, 12-13; Gálatas 5:16-23; Efesios 4:22-24; Colosenses 2:1-10; 1 Pedro 1:14-16; 1 Juan 1:4-7; 3:5-9).

La Gran Comisión

La Gran Comisión

Hasta el regreso de Cristo, el privilegio y deber del creyente es buscar el cumplimiento de la Gran Comisión de Cristo y ministrar en su nombre a un mundo necesitado. Debemos ser instrumentos de Jesucristo a medida que el Espíritu Santo ministra redención y reconciliación en el mundo (Mateo 25.31-46; 28.18-20).

El camino de fe

El camino de fe

Ministerios En Contacto es una organización religiosa con empleados que desean modelar ideales cristianos. Creemos que la aceptación de Jesucristo es una experiencia de crecimiento espiritual y que cambia la vida totalmente. Como tal, se espera que cada uno de nuestros empleados, independientemente de su posición en el ministerio, crean, aboguen y defiendan las Sagradas Escrituras y principios bíblicos en todo momento, incluyendo en las horas no laborables (2 Timoteo 4.2). La asistencia regular de la iglesia, la participación activa en nuestra misión, y modelos de conducta positiva como la de Cristo es importante y necesaria como representantes de Cristo en todo momento (Filipenses 4.8).

Seguimos a Jesucristo

Dondequiera que nos lleve.

Más de
50 idiomas

Afrikáans Albanés Alemán Árabe Asamés Bengalí Birmano Bosnio Búlgara Butanés Canarés Cantonés Cebuana Checa Coreano Croata Griego Guyaratí Hebreo Hindi Ilocano
Indonesio Italiano Kikuyu Letón Lituano Luganda Maasái Mandarín Maratí Parsi Masaai Polaco Portugués Rumano Russian Swahili Tagalog Thai Turco Urdu Vietnamita Zulu